Partido Irlanda vs Nueva Zelanda

¿No lo habéis visto todavía? ¿Habéis conseguido no enteraros del resultado? Bueno, aquí tenéis el partido enterito para disfrute de la tarde del domingo, si no pudisteis verlo ayer.

Yo no os digo nada, pero en el minuto 63 de partido, a alguien se le tuvo que pasar por la cabeza aquel maravilloso partido de hace 3 años en el que se enfrentaban los dos equipos… ya os pondré el vídeo de ese partido próximamente. Todo un remember.

Los Mejores partidos de la Historia

150623worldcupmore-jpg¿Que hace interesante a un partido? Sobretodo los sentimientos personales, las emociones. Nunca veremos con la misma emoción el partido en el que se juega el descenso nuestro club que un partido del Super Rugby. Pero hoy no se trata de esos. Vamos a ir con partidos que podrían llamar la atención e incluso emocionar a muchos, indistintamente de su nacionalidad y época. Por todo lo que les rodeó: rivalidades ancestrales, resultados inesperados, contexto histórico, etc. Partidos de los de llorar de alegría o tristeza. Con luchas de principio a fin. Dale coño

Los profesionales son unos notas: especial Nueva Zelanda

Zac “tengo un problema” Guildford

Como no podía ser de otra forma, los Neozelandeses despuntan en todo lo que hacen. Y cuando la lían parda, también dejan huella. En el fondo, con toda la presión que debe suponer entrenar y jugar con los grandes, representar a tu país teniendo tanto que demostrar, normal que a veces se les vaya de las manos celebrando.

O ahogando las penas. Allá por 2007, ocurrió lo que nadie se esperaba Dale coño

All Blacks: el Rugby y los Kiwis

1guhh6p_111a_l

El polo de los míticos “Original All Blacks”

Hoy en día, Nueva Zelanda es sinónimo de rugby de alto nivel. Todo el mundo conoce la famosa haka gracias a los All Blacks, incluso entre los que no siguen este deporte. Pero aparte de lo obvio, que son la leche, que los maoríes parece que han nacido para jugar al rugby, ¿que sabemos de ellos? ¿Cómo empezó todo para los kiwis, por qué se les llama All Blacks? Os desvelaremos estas cosas y muchas otras en el primer post de la semana temática de Nueva Zelanda.
Dale coño